Plaquetas o trombocitos

Las plaquetas, también llamados trombocitos, son componentes de la sangre muy importantes, cuya principal función es mantener el equilibrio homeostático, evitando la perdida de volumen plasmático.

analisis-de-sangre-plaquetas-trombocitos

Por tal motivo, la política médica establece que se debe mantener un estricto cuidado de sus valores, sobre todo en aquellos pacientes que tengan riesgo de padecer ciertas enfermedades.

Es muy común realizar el análisis de plaquetas o trombocitos de manera rutinaria, antes de realizar una cirugía o para mantener un control durante el embarazo. En fin, son muchas razones que justifican la realización de este examen, así que, si quieres conocer toda la información referida a las plaquetas, quédate con nosotros y sigue leyendo.

¿Qué son las plaquetas o trombocitos?

Como bien sabemos, cada célula se encuentra conformado por un núcleo, una membrana y un citoplasma donde se encuentran todas las organelas. Sin embargo, las plaquetas no son un tipo celular común, ya que estas son pequeños fragmentos de citoplasma de una célula mucho más grande.

La estructura de los trombocitos es irregular, no poseen núcleo y pueden llegar a medir hasta 3 micras. Ellas se encuentran circulando por el torrente sanguíneo permitiendo mantener en funcionamiento el sistema de coagulación, por lo que toman mucha importancia en aquellos pacientes con trombosis porque en ciertos casos, pueden derivar en un tromboembolismo pulmonar.

Las plaquetas se pueden acumular en el bazo, a partir del cual son liberadas generalmente por una estimulación simpática (adrenalina o noradrenalina) y llevadas al torrente sanguíneo para poder solventar cualquier situación de estrés.

¿Cómo se originan?

Las plaquetas nacen de unas células muy grandes conocidas como megacariocitos, que proviene a su vez de una célula madre que activa el proceso de hematopoyesis, a través del cual se forman todos los componentes de la sangre, como los glóbulos blancos y rojos, no solo las plaquetas.

A partir de un solo megacariocito se generan alrededor de 6 protoplaquetas (plaquetas inmaduras), que posteriormente producen unas 7.000 plaquetas normales. A través de este proceso, un ser humano puede formar millones de plaquetas al día, siempre y cuando posea la estimulación de la trombopoyetina que se produce en hígado y riñón.

El origen de las plaquetas forma parte de un ciclo, ya que con su formación ocurre también la destrucción gracias al hígado y el bazo, de todas aquellas que ya tengan más de 12 días y hayan cumplido su vida media.

¿Cuál es su función en la sangre y por qué son tan importantes?

Una vez que hay una lesión en los tejidos y ocurre pérdida de sangre, las plaquetas son las encargadas de evitar que el plasma siga escapándose a través de la herida y para esto promueve la formación de trombos, con la producción de una especie de tapón en el vaso afectado, gracias a una red de fibrina.

Por esta razón, podemos ver que aquellas personas donde sus niveles de plaquetas estén disminuidos son más propensas a tener hemorragias graves.

Además, también tiene funciones quimiotácticas, ¿qué significa esto? Pues que una vez que llegan las plaquetas al lugar, empiezan a secretar sustancias presentes en gránulos que llaman otros factores de coagulación y promueven la formación de musculo liso, lo que también ayuda a sanar las heridas y regenerar el tejido.

El sistema plaquetario también participa en reacciones de inflamación por la liberación de citoquinas y factor de crecimiento derivado de plaquetas.

Razones para indicar un análisis de plaquetas

razones-analisis-de-sangre-plaquetas

Su médico puede indicarle un examen de plaquetas por gran variedad de razones, sobre todo si se encuentra enfermo y con fiebre, es necesario realizar un descarte de Dengue y otros virus hemorrágicos que pueden poner en peligro su vida. Otras causas pueden ser:

  • A manera de rutina, para evaluar el estado de coagulación del organismo.
  • En caso de querer descartar o diagnosticar enfermedades sanguíneas.
  • Para evaluar el progreso y curación de algunas patologías.
  • En búsqueda de la razón en sangrado o hemorragias excesivas.

¿Cómo se realiza el examen de plaquetas o trombocitos?

procedimiento-analisis-de-sangre-plaquetas

El procedimiento para realizar este examen no difiere mucho de una toma de muestra para una analítica normal. En general con ayuda de una jeringa se toma una pequeña cantidad de sangre proveniente de una vena periférica, sobre todo de la región interna del brazo.

Posteriormente esta muestra es analizada y se miden la cantidad de trombocitos o células por campo presentes, para poder entregar un aproximado de la cantidad total en sangre. El tiempo que dura la toma de la muestra es muy corto y produce pocas molestias.

El tiempo de entrega de los resultados pueden variar de acuerdo al laboratorio o centro clínico que haya consultado.

Valores normales

valores-normales-plaquetas

Los valores normales pueden ser diferentes según cada laboratorio, así que es probable que tengan su propia escala de valores, por lo que es muy importante que igualmente acuda al médico para una correcta interpretación de los resultados. Sin embargo, dentro de los valores normales tenemos:

  • 150.000 a 400.000 plaquetas por cada microlitro de sangre.

Puede que estos valores sanguíneos varíen un poco y sea normal, pero si se encuentran muy por encima o por debajo, le recomendamos acudir su médico de confianza, ya que es el único profesional calificado para poder buscar la causa de manera correcta e incluso prescribir nuevos exámenes o algún tratamiento a seguir para abordar esta alteración plaquetaria.

¿Qué significa tener las plaquetas altas?

Un conteo de plaquetas que se encuentre por encima del valor normal se denomina trombocitosis y es un estado que puede ocurrir por varias razones, donde podemos encontrar:

  • Anemia hemolítica, es decir, hay una destrucción masiva de glóbulos rojos lo que puede estimular la formación de plaquetas.
  • Un tipo de anemia muy común que se produce por niveles de hierro bajos llamada ferropénica.
  • La anemia depranocítica, la cual es una enfermedad genética que se transfiere de padres a hijos y les da una forma amorfa a los glóbulos rojos (o eritrocitos), también puede elevar las plaquetas.
  • Estados estresantes para el organismo, como infecciones, post-traumas y cirugías pueden provocar una estimulación de la médula ósea.
  • Una enfermedad que afecta la médula ósea llamada policitemia vera que induce la formación excesiva de todos los elementos formes de la sangre, incluidos leucocitos, linfocitos y las plaquetas.
  • A causa de una reciente remoción del bazo o traumatismo del mismo.

El principal peligro de este estado es que aumentan las posibilidades de que el número de coágulos se eleven, pudiendo ser diseminados por el sistema vascular y llegar a arterias coronarias provocando algún infarto o a otro sitio como el pulmón, formando un edema pulmonar, ya que algún coágulo quedo atrapado en la micro-vasculatura del mismo.

Causas que producen plaquetas bajas

En caso de que los exámenes arrojen un recuento por debajo de 150.000 plaquetas, estaremos en presencia de un estado conocido como trombocitopenia, lo que predispone muchísimo para hemorragias internas o externas y las complicaciones que se puedan derivar de esto.

Lo más probable es que el bajo nivel se deba a una disminución en la producción de las mismas porque hay algún problema en la médula ósea o porque hay una pérdida o uso excesivo de plaquetas debido a cualquier estado subyacente. Dentro de las principales causas encontramos:

  • Por alguna hemorragia, cirugías y traumatismos abiertos que suponen una gran pérdida de sangre.
  • Algunos medicamentos como la quimioterapia que es capaz de deprimir la médula ósea y reducir la producción de los elementos formes de la sangre, incluyendo las plaquetas.
  • Exponerse a radiación como método para la eliminación del cáncer.
  • Algunas enfermedades hepáticas como cirrosis o hepatitis que disminuyen la trombopoyetina, la cual estimula la producción.
  • Patologías sanguíneas como algunos tipos de anemia, como la aplasica o el síndrome mielodisplásico, produciendo que todas las células salgan de forma defectuosa de la médula.
  • La presencia de infecciones, sobre todo crónicas o el síndrome hemolítico urémico causado por E. coli en situaciones extremas.
  • Algunas infecciones virales como mononucleosis, VIH o dengue, donde en esta última hay un gran riesgo de padecer hemorragias si no se diagnostica a tiempo.
  • Las enfermedades congénitas como purpura trombocitopenica idiopática la cual causa la destrucción de las plaquetas en bebés recién nacidos ya que su sistema inmune no está actuando de manera adecuada.
  • El aumento de tamaño del bazo o hígado (hepatoesplenomegalia) por algunas enfermedades.
  • La ingestión excesiva de alcohol.
  • El déficit de vitaminas y minerales, sobre todo de ácido fólico y vitamina B12.

Síntomas y signos presentes por las plaquetas bajas

sintomas-plaquetas-bajas

Debido a las funciones e importancia que poseen las plaquetas, cuando estas disminuyen pueden alterar algunos sistemas orgánicos, afectando la salud del cuerpo y presentándose distintas situaciones, tales como:

  • Cansancio y fatiga fácil.
  • A veces se puede experimentar dificultad respiratoria, en caso de pérdida sanguínea.
  • Observar que es sumamente fácil sangrar por cualquier motivo, ya sea durante el cepillado de las encías o por pequeñas heridas.
  • Sangrado espontaneo por la nariz.
  • Presencia de pequeñas manchas punteadas en la piel, por el rompimiento de pequeños vasos subcutáneos y su posterior acumulación.
  • La generación de hematomas y equimosis con relativa facilidad.
  • Que la cicatrización y la detención del sangrado se dificulte.

Plaquetas bajas y el embarazo

Durante el embarazo es común observar una disminución de las plaquetas, que suele desaparecer luego de dar a luz, pero aun así es importante mantener un estricto control al respecto ya que, si esto se une a una patología sanguínea de base, es probable que se presenten complicaciones, sobre todo al momento de dar a luz.

Afortunadamente en la mayoría de los casos es un estado transitorio que no representa problemas para aquellas mujeres que lo padecen y el curso de su embarazo.

¿Qué alimentos ingerir para subir las plaquetas?

subir-plaquetas-naturalmente

Generalmente la disminución de los niveles plaquetarios puede controlarse o prevenirse con pequeños cambios en el estilo de vida, sobre todo en la alimentación. Algunas medidas pueden ser:

  • Suspender la ingestión de alcohol.
  • Seguir una dieta saludable, que contenga vegetales y verduras variados.
  • Utilizar suplementos de vitaminas, sobre todo las del complejo B y la vitamina C para fortalecer la producción de plaquetas.
  • Sustituir la ingestión de carnes rojas por blancas, que posean bajo índice de grasa, para obtener proteínas de buena calidad.
  • Los productos lácteos también pueden ser beneficiosos.

Deja tu comentario